• Estudio Jurídico Salta

    Creative

    Duet

  • Estudio Jurídico Salta

    Friendly

    Devil

  • Estudio Jurídico Salta

    Tranquilent

    Compatriot

  • Estudio Jurídico Salta

    Insecure

    Hussler

  • Estudio Jurídico Salta

    Loving

    Rebel

  • Estudio Jurídico Salta

    Passionate

    Seeker

  • Estudio Jurídico Salta

    Crazy

    Friend

Y VISTOS: Estos autos caratulados: “PIZARRO, MARIA JULIETA Y POR SU HIJA; ARIAS PIZARRO, BRISA NAZARENA CONTRA ROMERO, ROBERTO EDUARDO; RODRIGUEZ, SEBASTIAN Y OTROS POR SUMARIO” – Expte. n° - CAM 177.781/07 de Sala III y

C O N S I D E R A N D O

El Dr. Marcelo Ramón Domínguez, dijo:

I) La sentencia de fs. 240/244, es apelada a fs. 247 por el Dr. Jesús Luis Vilariño, letrado apoderado de la demandada Horizontes S.A., e invocando personería de urgencia para actuar en representación del codemandado Roberto Eduardo Romero. Funda dicho profesional el recurso a fs. 257/259. Se agravia en general de que el fallo en crisis, en forma arbitraria e infundada, ha dispuesto la condena a sus representados a resarcir un daño moral y sicológico inexistente, y en segundo lugar por un monto improbado y exorbitante que conculca el derecho de propiedad de su parte. Puntualmente sostiene que no se analiza la naturaleza del error, entendiendo que se encuentra probado que el mismo es excusable por estar en presencia de un típico caso de error de hecho involuntario y excusable, invocando a su respecto el art. 1071 bis del Código Civil. Asimismo, manifiesta que de corresponder reparación económica debió aplicarse el art. 907 del Código citado y que aún en ese caso no se ha probado la existencia de daño, y menos que su parte haya obtenido enriquecimiento de ninguna especie con el hecho de la publicación de la fotografía. Expresa que los deméritos determinados por la sentencia recurrida no han sido probados en autos, señalando que solo surgen de los dichos expuestos en la demanda, pero que no ha existido prueba fehaciente de los mismos, sin que funde o analice cuales son los elementos de convicción que demuestren en forma fehaciente su procedencia, por lo que lo califica de contradictorio y sin sustento jurídico alguno. En lo que respecta al daño moral reconocido a favor de la menor Brisa Carabajal, se agravia entendiendo que no puede haber afectación moral o sicológica en una niña de 2 años de edad, la que al momento de la publicación no tenía la facultad de conmocionarse por la aparición de su fotografía en el diario.
Asimismo, sostiene que no acepta el fundamento de responsabilizar a su parte por un daño no demostrado respecto de la madre del infante, puesto que se encontraba con su hija al momento de la publicación lo que implica su certeza plena de que estaba a resguardo. De igual modo puntualiza su disconformidad con relación a los montos establecidos en la sentencia, tildándolos de exorbitantes, por la falta de prueba fehaciente del daño reclamado y por la cuantía de los mismos, los que si bien han sido reducidos en la sentencia, resultan superiores a los determinados en otros procesos similares. Tocante a la imposición de costas a su mandante, habiendo prosperado la acción por un monto inferior al reclamado, considera que existió plus petición inexcusable, por lo que cabía su carga a la parte demandante por la cantidad rechazada. Mantiene la reserva del Caso Federal contemplado en el art. 14 de la Ley 48. Pide, por último, se apliquen costas.

A fs. 262/264, el Dr. Virgilio Varela, por la actora, replica los agravios de la contraparte. Solicita se confirme en su totalidad la sentencia dictada y se rechacen los argumentos de la contraparte por ser los mismos inoperantes. Pide costas.



Descargar fallo completo aquí

Aviso Legal IUS